¿Has abierto el vino espumoso y te ha sobrado? Aquí tienes cómo guardarlo sin perder el gas

John Brown 19-10-2023
John Brown

El vino espumoso es sin duda la bebida que mejor combina con el ambiente de fin de año. Cuando la fiesta es grande, se abren varias botellas para que todos brinden y celebren la Navidad y el cambio de año... pero, ¿qué pasa con la bebida que queda en la botella?

Para no tirar lo que sobra y evitar así el despilfarro, lo más sencillo es utilizar un tapón de botella, pero lo cierto es que no todo el mundo tiene este utensilio en casa, ¿verdad?

Ver también: Ven, ven o ven: cuál es la diferencia, los significados y cuándo utilizarlo

¿Cómo conservar el vino espumoso una vez abierto?

Como la mayoría de las bebidas alcohólicas, el vino espumoso también puede consumirse horas después de abrir la botella: si buscas recetas de mimosas, por ejemplo, podrás empezar el día después de la fiesta como un personaje de El loto blanco.

Las burbujas de la bebida se producen gracias al dióxido de carbono y, en cuanto se retira el corcho, este gas comienza a evaporarse, poco a poco, haciendo que la bebida pierda un poco de su efervescencia.

Ver también: Estos son los 5 signos del zodiaco más felices; comprueba si el tuyo está en la lista

Por eso el vino espumoso es burbujeante sobre todo en el momento de abrirlo, pero esta característica disminuye gradualmente. La buena noticia es que, aunque pierda un poco las burbujas, la bebida sigue siendo sabrosa y puede consumirse con normalidad unas horas después o incluso al día siguiente.

Para aumentar la vida útil de la bebida, debe conservarla siempre en el frigorífico. Existe incluso una explicación científica para ello: según una publicación en Scientific American, el dióxido de carbono de la bebida "escapa" más rápidamente cuando está a temperatura ambiente.

Esto significa que cuando el vino espumoso se enfría, los gases disueltos no se escapan tan fácilmente. A falta de un corcho o un tapón de vino, basta con dejar la botella en el frigorífico para que la efervescencia no deje de existir, aunque la botella se deje con el cuello totalmente abierto.

El mito del tenedor

Hay algunos trucos en Internet que prometen mantener el vino espumoso efervescente durante más tiempo, como uno que enseña a introducir una cuchara o un tenedor en la botella, dejando el mango del cubierto en el cuello.

Este truco es tan común que varios expertos en vino y científicos ya se han ofrecido voluntarios para demostrar que no funciona. El hecho es que la cubitera no tiene la más mínima capacidad para mantener el burbujeo del vino espumoso durante más tiempo.

Lo que puede hacer para evitar que la bebida "sepa a nevera" es sellar la abertura de la botella con un envoltorio de plástico. Recuerde, no obstante, que el consumo, aunque no es necesario que sea inmediato, debe hacerse poco después de abrir la botella.

Y ya que hablamos de fiestas de Nochevieja y bebidas alcohólicas, siempre conviene recordar que beber y conducir nunca van de la mano. Disfrute del periodo con responsabilidad.

John Brown

Jeremy Cruz es un escritor apasionado y un ávido viajero que tiene un profundo interés en las competencias en Brasil. Con experiencia en periodismo, ha desarrollado un buen ojo para descubrir gemas ocultas en forma de competencias únicas en todo el país. El blog de Jeremy, Competiciones en Brasil, sirve como centro de todo lo relacionado con varios concursos y eventos que tienen lugar en Brasil.Impulsado por su amor por Brasil y su vibrante cultura, Jeremy tiene como objetivo arrojar luz sobre la diversa gama de competencias que a menudo pasan desapercibidas para el público en general. Desde emocionantes torneos deportivos hasta desafíos académicos, Jeremy lo cubre todo, brindando a sus lectores una mirada profunda y completa al mundo de las competencias brasileñas.Además, el profundo aprecio de Jeremy por el impacto positivo que las competencias pueden tener en la sociedad lo impulsa a explorar los beneficios sociales que surgen de estos eventos. Al destacar las historias de personas y organizaciones que marcan la diferencia a través de concursos, Jeremy tiene como objetivo inspirar a sus lectores a involucrarse y contribuir a construir un Brasil más fuerte e inclusivo.Cuando no está ocupado buscando la próxima competencia o escribiendo atractivas publicaciones de blog, se puede encontrar a Jeremy sumergiéndose en la cultura brasileña, explorando los pintorescos paisajes del país y saboreando los sabores de la cocina brasileña. Con su personalidad vibrante ydedicación a compartir lo mejor de las competencias de Brasil, Jeremy Cruz es una fuente confiable de inspiración e información para aquellos que buscan descubrir el espíritu competitivo que florece en Brasil.